viernes, 27 de noviembre de 2015

MI CAPARAZÓN


Somos seres sociales, nos encanta estar con nuestros iguales y nos sentimos mal cuando no nos integramos en un grupo. Aún siendo esto cierto, ¿No es verdad que para sentirnos bien con los demás, primero debemos sentirnos bien con nosotros mismos?

Todos hemos acudido alguna vez a una cita sin tener muchas ganas. La presión social de sentirnos excluídos de un grupo es fuerte y normalmente, nos adaptamos. ¿Por qué será? El miedo a sentirnos solos o quizás la idea de que el que está sólo, está mal.

¿Qué piensas cuando ves a alguien solo paseando por la playa o viendo una película en el cine? Puede que en alguna ocasión te imagines una situación de tristeza o melancolía. Este concepto cultural de la soledad nos ha impedido buscar nuestro espacio personal cuando lo necesitamos, o lo que es peor; nos ha echo pensar que no lo necesitamos.

En la Escuela de Sentimientos creemos que sí necesitamos estar solos de vez en cuando. Podemos buscar espacios y tiempos para aislarnos sin que ello signifique necesariamente estar mal.

Mi caparazón es una actividad emocional que trata de hacer conscientes a los niños/as de la necesidad de “estar sol@” buscando el silencio y la calma interior. Aprendemos a concentrarnos en uno mismo aislándonos en medio de un grupo mientras desarrollamos la relajación voluntaria. 


 Para el desarrollo de esta actividad nos hicimos varias preguntas:

¿Cómo son las tortugas?

IDENTIFICAMOS características de la TORTUGA; visualizamos vídeos de tortugas y observamos cómo se mueven y cómo usan su caparazón



¿Porqué las tortugas se esconden en su caparazón? 

IMAGINAMOS en qué situaciones la tortuga NECESITA ESCONDERSE en su CAPARAZÓN: Estas fueron nuestras hipótesis cuando tiene miedo, cuando siente frío, cuando está triste, cuando llueve, cuando alguien le quiere hacer daño, cuando se siente enfadada o con ganas de gritar, cuando está cansada, cuando quiere sentir su corazón...



EL CUENTO DE LA TORTUGA: les contamos la historia de la tortuga Tuga a la que no le gustaba ir a la escuela porque siempre que sentía ira pegaba a sus compañeros y todos se enfadaban con ella. La tortuga aprendió a usar su caparazón siempre que se sentía enfadada y necesitaba un momento para relajarse. Al descubrir esta técnica, la tortuga iba contenta a la escuela porque sabía que si sentía alguna emoción como la ira, la rabia o el enfado,  podía meterse en su caparazón y no hacer daño a nadie. Analizamos esta historia con los niñ@s y les preguntamos si a ellos también les gustaría tener un caparazón. Picha AQUÍ para leer una versión del cuento de la tortuga.

¿Nosotros tenemos caparazón?
 
OBSERVAMOS nuestro cuerpo buscando un CAPARAZÓN y reconociendo la columna vertebral como una estructura corporal que nos puede proteger. Comparamos nuestro esqueleto con el de una tortuga e identificamos diferencias y similitudes

 
Inventamos CAPARAZONES, formas de aislarnos usando nuestro cuerpo. 

 









¿Cuando puedo usar mi CAPARAZÓN?

La última fase de esta actividad es la INTERIORZACIÓN. Se trata de que el niñ@ adquiera el hábito de usar el caparazón con normalidad para posteriormente tener en cuenta esta herramienta siempre que la necesite. Para ello realizamos este juego "USA TU CAPARAZÓN"
 Durante una semana, siempre que la profe diga “CAPARAZÓN” todos usaremos nuestra postura elegida de caparazón y haremos una cuenta atrás de 10 segundos. Aquellos alumnos/as que comiencen a usar el caparazón siempre que lo necesiten les daremos la posibilidad de que jueguen siendo ellos los que digan la palabra clave “caparazón”


Y tú, usas tu CAPARAZÓN cuando lo necesitas? 

4 comentarios:

  1. Hola,me parecen muy interesantes las actividades,es lo que necesitaba, felicidades y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por compartir mensajes como estos que día a día nos ayuda a sobrellevar a nuestros niños, no solo los nuestros, también es aplicables a guarderías, que es mi caso. Gracias y bendiciones.-

    ResponderEliminar
  3. Hola, podrias especificarme a que edad iria dirigido? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo esta técnica la uso con niños de 3-4 años a niños de 6-7 años aproximadamente aunque siempre depende de los grupos.

      Eliminar

Deja tus comentarios, nos hará mucha ilusión!!