viernes, 25 de noviembre de 2016

EL VUELO DE LOS GANSOS

Un buen equipo

Está demostrado que las personas que comparten un mismo objetivo y tienen sentido de comunidad pueden conseguir sus metas más fácilmente si unen sus esfuerzos y se apoyan mutuamente. ¡Esto parece evidente! ya lo decía D'Artagnan "Uno para todos y todos para uno". Además, en el trabajo en equipo se obtienen mejores resultados si nos turnamos en la realización de las tareas, sobre todo, en las más difíciles. ¡Todos acabamos cansados en algún momento! y por supuesto, sabemos que una palabra de ánimo es muy beneficiosa para el que se desanima. Puede ser más poderosa que cualquier método "super-novedoso". 


Lo sabemos pero tanto a niños como adultos nos es difícil llevar a cabo tareas de forma cooperativa. 


¡¡Es normal!! sobrevivimos a una cultura competitiva que premia al mejor y te reta continuamente a que consigas ese puesto "cueste lo que cueste". Por suerte, esta idea de sociedad está cambiando. Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de incorporar en sus equipos a personas con capacidad para trabajar aunando fuerzas. Saben que no es más últil él que más sabe sino el que mejor comparte sus ideas.

Y aunque nosotros lo estamos aprendiendo ahora; los gansos siempre lo han tenido claro. Descúbrelo leyendo el siguiente texto. Es una herramienta maravillosa para trabajar la conciencia de equipo en el aula. Puedes leerlo en gran grupo o realizar una lectura compartida por equipos.

Si fuéramos como los gansos...


"La ciencia ha descubierto que los gansos vuelan formando una V porque cada pájaro bate sus alas produciendo un movimiento en el aire que ayuda al ganso que va detrás de él. Volando en V la bandada completa aumenta por lo menos un 71% más su poder de vuelo, a diferencia de que si cada pájaro volara solo. (Las personas que comparten una dirección común y tienen sentido de comunidad pueden llegar donde deseen más fácilmente porque van apoyándose mutuamente)
Cada vez que el ganso se sale de la formación y siente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de volar solo y rápidamente regresa a su formación para beneficiarse del poder del compañero que va delante.(Si nosotros tuviesemos la inteligencia de un ganso, nos mantendríamos con aquellos que se dirigen en nuestra misma dirección)
Cuando el ganso que va en cabeza se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso o gansa toma su lugar. (Obtenemos mejores resultados si tomamos turnos para los trabajos más difíciles)
Los gansos que van detrás producen un sonido propio de ellos para estimular a los que van delante para mantener la velocidad. (Una palabra de aliento produce grandes beneficios)
Cuando una gansa o ganso enferma o queda herida, dos de sus compañeras se salen de la formación y la siguen para ayudarla o protegerla. Se quedan con ella hasta que esté nuevamente en condiciones de volar o hasta que muera. Sólo entonces las dos compañeras vuelven a la banda o se unen a otro grupo. (Si tuviésemos la inteligencia de un ganso, nos mantendríamos uno al lado del otro apoyándonos y acompañándonos)"

Dinámica: Cruzar el río
 9 Ideas Clave. Aprendizaje Cooperativo
Pere Pujolás


El objetivo de esta dinámica consiste en tomar decisiones en grupo para resolver un problema y ser consciente de las dificultades que podemos encontrarnos al tener que llegar a acuerdos. Para ello; se hacen dos o varios grupos con los niños y se les plantea el problema: "Tenemos que cruzar a otro lado del río sin mojarnos" Para ello, les damos unas piedras (hojas de periódico) que podrán utilizar para cruzar el río pero no será tan fácil ya que no habrá piedras para todos los niños ni tampoco suficientes como para llegar al otro lado del río (5 piedras para cada grupo de 8 niños/aproximadamente)

Esta dinámica es realmente inspiradora para ellos. Disfrutan y se ponen muy nervisos lo que resulta muy interesante para la reflexión posterior.

  • Es fácil tomar decisiones en grupo?
  • Somos capaces de pensar cuando estamos nerviosos y hacemos ruido?
  • Hemos tenido en cuenta a todos los miembros del equipo?
  • Planificamos antes de actuar?


Si fuéramos gansos, probablemente no habríamos sentido amenaza alguna porque el otro grupo fuera más adelantado o en mejor posición. Seguramente habrían juntado todas las piedras para hacer una larga hilera que uniría los dos tramos del río. Pero claro, no somos gansos, simplemente somos humanos y cuando nos dividen en dos grupos no podemos evitar querer ser los primeros, ¡¡Incluso aunque no haya ningún premio!!


viernes, 18 de noviembre de 2016

SUPERPODER

¿Sabías que con el Mindfulness entrenas un superpoder?

Quizás piensas que esta práctica es sólo para algunas personas y que tú "no podrías" pero ¡Te equivocas! El Mindfulness es para todos, está al alcance de cualquier persona y todos podemos llegar a practicarlo de alguna forma. Hay quienes piensan que son demasiado inquietos o nerviosos y dicen -esto no es para mí- Creeme, yo soy de esas personas con miles de ideas en la cabeza y con energía a rebosar, y aún así; soy capaz de parar y atender al momento presente.

¿Te gustaría desarrollar ese superpoder?

Pues entonces comienza practicando unos minutos al día la atención plena. Es tan sencillo como eso! Al igual que te lavas los dientes, revisas tu agenda o miras la lista de emails; puedes introducir esta práctica en tu vida.

Sarah Rudell Beach, madre de dos niños y autora del blog Left Brain Buddha (2014) sugiere las siguientes ocasiones para practicar mindfulness a lo largo del día. Todas son asumibles para gente ajetreada:
  • Tomar conciencia de actividades rutinarias como vestirse, conducir o hacer cola.
  • Tomar conciencia de la tecnología. Respira hondo tres veces antes de enviar un email o contestar al teléfono.
  • En las interacciones con los niños u otras personas: Escucha con interés y permanece calmado.
  • Mientras haces las tareas domésticas. Sé consciente y no te dejes llevar por tus pensamientos.
  • Comprobando como está nuestro cuerpo; quizás mediante un breve chequeo para averiguar donde hay tensiones acumuladas.
¿Aún no estás convencido? Mira este vídeo para darte cuenta de los grandes beneficios que conlleva esta práctica milenaria... ¿Te gustaría intentarlo?

 

viernes, 11 de noviembre de 2016

GIMNASIA PARA EL CEREBRO

¿Conoces la gimnasia cerebral o el Brain Gym?

Consiste en la realización de una serie de ejercicios que tienen como finalidad estimular el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales a través técnicas que mejoran el desarrollo de nuestras neuronas y crean un trabajo conjunto entre nuestra mente y nuestro cuerpo.


A mediados de los años 70, el Dr. Paul Dennison desarrolló una serie de ejercicios que se basan en el principio de que nuestro cuerpo y mente son un todo indispensable y que a través del movimiento podemos lograr un mejor aprendizaje y rendimiento de nuestro cerebro.

Algunos de los beneficios que se pueden obtener con la práctica de estas técnicas son: mejora la memoria, adiestran al cerebro para que los dos hemisferios trabajen al mismo tiempo, ponen en práctica y desarrollan la imaginación, permiten una mejor salud mental...

El sociólogo estadounidense Paul Dennison, después de tener varias experiencias con sus pacientes que acudían a él por problemas de aprendizaje, expresión y concentración, entre otros; buscó la forma de comunicar las neuronas de las personas. Es así como creó  Brain Gym o gimnasia cerebral, la cual logra unir el hemisferio cerebral izquierdo con el derecho provocando así un mayor nivel de concentración, creatividad, mejora de las habilidades motrices y el aprendizaje.



Estos ejercicios son usados principalmente en niños pero también son aplicados en algunas empresas donde se busca la unión del equipo, potenciar la creatividad y la motivación. Se ha expandido hasta el punto de estar presente en al menos 80 países del mundo. En Inglaterra el Brain Gym se lleva a cabo escuelas públicas de forma regular. 

Existen una serie de 26 movimientos corporales sencillos que ayudan a conectar ambos hemisferios del cerebro pero es recomendable presentárselos a los niños en pequeños grupos de ejercicios e irlos variando si notamos apatía o repetición sin intención.


En nuestra aula sabemos que entrenar nuestra mente para el aprendizaje puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento, por ello hemos incorporado algunos ejercicios que practicamos todos los días. Sólo nos llevan unos pocos minutos. En este caso, la clave no es la duración sino la constancia y la práctica regular.

Consejos

Recomiendan realizar los ejercicios todos los días y repetir cada uno unas 10 veces (aproximadamente). Además, antes de comenzar es recomendable mantener una respiración abdominal (no torácica) y beber un poco de agua.


Ejercicios para ejercitar el cerebro

1. Gateo cruzado
Tocar enérgicamente la rodilla izquierda con el codo derecho y viceversa. Beneficios:
  • Activa el cerebro para mejorar la capacidad media visual, auditiva, kinesiológica y táctil.
  • Favorece la concentración.
  • Mejora los movimientos oculares.
  • Mejora la coordinación.

2. La lechuza
Poner una mano sobre el hombro del lado contrario, apretándolo firme, y girar la cabeza hacia ese lado. Respirar profundamente y echar el aire girando la cabeza hacia el hombro contrario. Repetir el ejercicio con el otro lado. Beneficios:
  • Estimula la comprensión lectora.
  • Libera la tensión del cuello y hombros.

3. Doble Garabateo
Dibujar con las dos manos al mismo tiempo, hacia adentro, afuera, arriba y abajo. Beneficios:
  • Estimula la escritura y la motricidad fina
 
4. Botones del cerebro
Poner una mano en el ombligo y  con la otra mano dibujar ‘unos botones imaginarios’ en la unión de la clavícula con el esternón (como hacia el pecho), haciendo movimientos circulares en sentido del reloj. Beneficios:
  • Estimula la vista
  • Mejora la coordinación bilateral.

5. Bostezo enérgico
Poner la yema de los dedos en las mejillas, simular un bostezo y hacer presión con los dedos. Beneficios:
  • Estimula la expresión verbal y la comunicación.
  • Oxigena el cerebro, relaja la tensión del área facial.
  • Mejora la visión.

6. Ocho perezoso o acostado
Dibujar imaginariamente o con lápiz y papel, un ocho grande ‘acostado’ (de manera horizontal: ∞). Se comienza a dibujar en el centro y se continúa hacia la izquierda, se vuelve al centro y se termina el ocho al lado derecho. Beneficios:
  • Estimula la memoria y la comprensión.

7. Sombrero del pensamiento
Poner las manos en las orejas y tratar de “quitarle las arrugas” empezando desde el conducto auditivo hacia afuera.  Beneficios:
  • Estimula la capacidad de escucha.
  • Ayuda a mejorar la atención, la fluidez verbal y a mantener el equilibrio.

El gran reto de los ejercicios de gimnasia cerebral para niños consiste en que seas capaz de mantener su interés y atención a lo largo de los días!! Ánimo!! 

Ponte a prueba!! ¿Están coordinados tus hemisferios cerebrales?  
(Vídeo para niños y adultos)

viernes, 4 de noviembre de 2016

LAS PÁGINAS AMARILLAS

La importancia de la cohesión grupal

La cohesión de grupo es un aspecto clave para educar con respeto y presencia. Cuando los niños se sienten integrados en un grupo y conviven arropados por esa comunidad, el aprendizaje se acompaña y se comparte. El hecho de abordar las tareas en equipo ofrece la tranquilidad y la confianza necesarias para realizarlas a quien quizás no se sentiría capaz de hacerlas sólo y la oportunidad de desarrollar otras formas de inteligencia como la intrapersonal (capacidad de conocerse a uno mismo y autocontrolarse) y la interpersonal (capacidad de relacionarse con los demás y ponerse en el lugar del otro)


Por tanto, es un acierto invertir tiempo en reflexionar con los niños sobre el trabajo en grupos. Para ello, es necesario realizar dinámicas con cierta regularidad. El comienzo de curso es un buen punto de partida pero la reflexión debe continuar a lo largo de todo el año.

Un buen equipo es aquel formado por personas que:
  • Se ayudan las unas a las otras
  • Solucionan los conflictos de forma pacífica
  • Se alegran cuando otro miembro mejora, aprende y consigue superarse
  • Terminan su tarea cuando todo el equipo la termina
  • Se animan mutuamente
  • Se unen en busca de una solución
Es importante asegurar que todos los niños se sientan valorados y apreciados por sus compañeros. Sólo así se considerarán valiosos a sí mismos, por ello debemos realizar dinámicas que muestren que todos somos importantes en el grupo porque todos tenemos algo diferente que aportar. 


DINÁMICA "Las páginas amarillas"

Estructura simple cooperativa de Spencer Kagan

En las páginas amarillas podemos encontrar listas de personas y empresas que prestran servicio y nos ofrecen ayuda para resolver nuestros problemas (restaurantes, dentistas, transportistas, tiendas de muebles...) Esta dinámica consiste en confeccionar en clase unas Páginas Amarillas (o tablón de anuncios) donde cada estudiante pone un anuncio sobre algo que puede enseñar u ofrecer a sus compañeros. Pueden tratarse de procedimientos o aprendizajes más lúdicos (canciones, juegos, masajes, pintar...)


Una vez decidido el contenido del anuncio, cada estudiante deberá confeccionarlo con los siguientes datos: 
  • Título del servicio que ofrece
  • Descripción del servicio
  • Dibujo o lustración
  • Nombre de la persona que ofrece el servicio

Estos anuncios puedes ordenarlos alfabéticamente y con ellos confeccionar una Guía para que los niños puedan solicitar a algún compañero sus servicios cuando lo deseen. Otra opción es colgar los anuncios en un tablón para que siempre estén visibles.


Con esta dinámica tratamos de propiciar las interacciones de unos con otros compartiendo lo que saben hacer porque 
todos somos importantes y tenemos algo que ofrecer a los demás. ¿Y tú has pensado alguna vez, qué podrías aportarle a tu grupo?