viernes, 3 de noviembre de 2017

LA CAJA MISTERIOSA



Cada experiencia es única y existen infinidad de causas y condiciones que dan lugar a este momento. Si te paras a reflexionar sobre la extraordinaria red de casualidades que se han dado para que tú estés respirando, te darás cuenta de que tratar de controlar y tener la respuesta a todo, no sólo imposible sino también es agotador y frustrante. 

Al margen de si tú o yo estamos aquí como resultado de un plan divino, un golpe de suerte o algo intermedio, nuestro planeta junto todo lo que existe en él constituye un todo misterioso, interdependiente y en constante cambio. 

"A veces admitir que no tenemos la respuesta puede resultar provechoso de por sí" 

Dalai Lama


Las niñ@s pequeños no están preparados para comprender la complejidad de causas y consecuencias que se dan lugar a cada momento. Para poder sentirse segur@s ante todas estas incertidumbres tienen que saber que no necesitan saber la respuesta a cada pregunta.

Esta bien decir "No lo sé" esto ayudará a desatar su curiosidad y creatividad natural.

La caja misteriosa

Esta actividad puede llevarse a cabo con niños de 4-10 años, con ella observamos cómo nos sentimos con la incertidumbre cuando nos preguntan y no sabemos la respuesta


Paso a paso: 

  1. Crea una caja misteriosa e introduce dentro de ella objetos de la vida cotidiana: lápices, globos, flores, jueguetes...
  2. Presenta la caja y pregúntales ¿Qué pensáis que hay dentro de la caja? y escucha sus respuestas
  3. Plantéales ahora otra pregunta: ¿Cómo te sientes al no saber que hay dentro de la caja? te sientes nervios@, frustrad@, ansios@, preocupad@... Escucha sus respuestas
  4. Coge la caja, agítala sin abrirla ¿Alguien tiene alguna otra idea sobre lo que  hay en su interior? Escucha a los niñ@s
  5. Ahora vamos a abrirla, pero antes... ¿Cómo te sientes al no saber lo que va a pasar a continuación? ¿Te gusta probar cosas nuevas o prefieres no hacerlo? 
  6. Enseñamos los objetos de la caja y preguntamos ¿Cómo te sientes al esperar una cosa y encontrar otra? Triste, decepcionad@, desmotivad@, indiferente, aliviad@...
  7. Reflexiona, ¿En qué otras situaciones te has sentido así? (Por ejemplo, antes de abrir un regalo, cuando tienes que esperar para hacer algo...)

Alternativa: Una opción que puede incrementar la motivación en el grupo y las sensaciones y emociones experimentadas puede ser realizar una caja misteriosa entre todos. De esta forma, cada niñ@ de forma secreta aporta un objeto a la caja y todos tratamos de adivinar los objetos que pueda contener en su interior.  

Dinámica del libro "Juegos mindfulness" de Susan Kaiser

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, nos hará mucha ilusión!!