viernes, 26 de mayo de 2017

EL GUERRERO, EL SANADOR Y EL SABIO


Los juegos de respiración son la forma más efectiva para iniciar a los niños en pranayama (ejercicios de respiración utilizados en el yoga para regular la energía vital). Son divertidos y mientras toman conciencia de la respiración en su cuerpo, observan y exploran su mundo interior. Te recomiendo usar una gran variedad de ejercicios para aprender a reconocer los diferentes tipos de respiración que se producen en tu cuerpo. Aquí puedes acceder a todas las técnicas de respiración que te he mencionado en este blog.

http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/search/label/RESPIRACI%C3%93N

¿Conoces los 3 tipos de respiración?

En función de donde se produce la respiración, podemos realizar una respiración abdominal, costal, clavicular o completa; cuando eres capaz de usar todas ellas conjuntamente.

Es importante que expliques a los niños estos tipos de respiración. Para hacer una observación de todas ellas podéis tumbaros, sentaros en una silla o estar de pie. Tumbados en el suelo es la posición en la que será más fácil sentir la respiración ya que el resto de los músculos se relajarán favoreciendo la respiración natural. Pero si no dispones de un espacio amplio y cálido para tumbaros, utiliza cualquiera de las otras posiciones. Lo importante es practicar!!


Anima a los niños a cerrar los ojos. Evitar las distracciones visuales ayudará a concentrarse en los movimientos que se producen en tu cuerpo. Invítales a relajar la vista y ofréceles la posibilidad de dejar los ojos entrecerrados (dejando que entre un poco de luz) para aquellos que se sientan incómodos en la oscuridad total.




Respiración abdominal. Indícales que coloquen sus manos en el abdomen, allí encontrarán la respiración abdominal. Podrán notar como sus manos se separan con la inhalación (mientras el abdomen se levanta) y se juntan con la exhalación. Es la respiración más importante ya que aporta el 70% de tu capacidad respiratoria permitiendo una gran oxigenación.




Respiración costal. Después de unos segundos, colocar las manos debajo del pecho en la zona costal. Respirar durante unos segundos en esa zona sintiendo como se expande con la inhalación y se contrae con la exhalación. Esta respiración aporta el 20% de tu capacidad respiratoria.



Respiración clavicular. Para terminar, subir las manos encima del pecho, cerca de la zona clavicular. Esta respiración es muy sútil, sólo aporta el 5% de nuestra capacidad respiratoria. Relájate con los ojos cerrados y lleva tu atención mentalmente a la respiración. Podrás sentir como esa zona sube y baja con tu inhalación y exhalación.



Respiración completa. Conocer estos tres tipos de respiración es clave para aprender a realizar la respiración completa o yóguica que engloba a las tres. Para realizar esta respiración, inspiramos llenando la zona abdominal, luego la costal y por último la clavicular tratando que se produzca en un único movimiento, como si fuera una ola del mar. Luego expulsamos el aire en el orden contrario, comenzamos por la zona clavicular, parte costal y por último, abdominal. Realizar adecuadamente esta respiración requiere de mucho entrenamiento pero una vez conocidos los tres tipos de respiración, podemos animar a los niños a practicarla. Se pueden ayudar de las manos, elevándolas por encima de la cabeza en la inhalación y cruzándolas por delante del pecho en la exhalación.

Práctica: Guerrero, sanador y sabio

Una forma maravillosa de animar a los niños a tomar conciencia de los tres tipos de respiración que se producen en su cuerpo, es la práctica del Guerrero, el sanador y el sabio de Paloma Sainz Vara de Rey del libro Mindfulness para niños.


Paso a paso:

  1. Comienza imaginando que dentro de tu cuerpo tienes un guerrero, un sanador y un sabio. Están ahí, dentro de tí, para ayudarte siempre que los necesites y sólo tienes que llamarlos con tu respiración.
  2. Guerrero. Si necesitas confianza en ti mismo, fuerza interior y la creencia de que tú puedes! Llama a tu guerrero. Se encuentra en tu abdomen y si respiras en esta zona aparecerá para ofrecerte la serenidad y fortaleza que te hacen falta.
  3. Sanador. Si necesitas estar tranquilo, curar tus heridas o estar con alguien que te entienda y te acompañe, llama a tu sanador!! Se encuentra en el centro de tu pecho y si respiras en esa zona te sentiras más tranquilo y cuidado.
  4. Sabio. Si necesitas concentración para una prueba, la intuición para tomar una decisión acertada o la atención precisa para activar todos tus sentidos; llama a tu sabio interior. Respirando con la zona alta de tu pecho sentirás todas sus cualidades.
Esta práctica maravillosa ayuda a los niños a explorar su cuerpo en busca de su respiración. Les ayuda a tomar conciencia de las diferencias entre cada una y les motiva para usarla en diferentes situaciones de su vida cotidiana. Recuerda animarles a buscar su guerrero, su sanador y su sabio interior en los momentos del día en los que creas que respirar pueda ayudarles. Decirles que respiren (sin más) es demasiado abstracto y alejado de sus necesidades emocionales pero animarles a llamar a su sanador o a su sabio, es como mínimo, mucho más inspirador!!

"Inspiro y tranquilizo mi ser, 
espiro y sonrío"
Budismo Zen

viernes, 19 de mayo de 2017

SEMILLAS


Para progresar en la práctica de mindfulness debes aprender a mantener tu atención durante un tiempo. La atención sostenida es una de las claves para no dejarse arrastrar por los pensamientos y emociones. Concentrarse y dirigir la atención a un foco sin distracciones es fundamental para vivir el presente.

Para recorrer este camino de autodescubrimiento con los niños incluye prácticas de silencio, de quietud y de observación... pero no te olvides de la atención!!

Es clave desarrollar esta habilidad y hacer conscientes a los niños de su capacidad para mantenerse atentos.



Existen multitud de juegos y ejercicios con los que puedes practicar la atención sostenida. En el libro de Susan Kaiser "Juegos mindfulness" puedes encontrar 60 juegos fáciles y accesibles que ayudan a integrar la atención plena en la vida diaria. En este libro se exploran seis habilidades: concentrarse, aquietarse, darse cuenta, redefinir, mostrar interés y conectar, representadas en un círculo en cuyo centro se halla la concentración, ya que una atención constante y flexible constituye el soporte de las otras cinco destrezas.


Práctica: Dirigiendo la atención

Para realizar este ejercicio los niños deben tener experiencia en la práctica de mindfulness. Es un ejercicio recomendado para niños de primaria de 8- 12 años y siempre que practiquen con cierta regularidad.

  1. Toca la campana e invita a los niños a colocar su cuerpo atento (quieto, calmado y alerta) y llevar su atención durante unos segundos a su cuerpo entero. Pídeles que observen si hay quietud o inquietud en él. Invítales a observar en qué lugar del cuerpo notan inquietud y anímales a que intenten no moverse para darse cuenta de ella. ¿En qué lugar noto mi inquietud? ¿Cómo la siento en mi cuerpo: cosquilleo, dolor, picor...? ¿De que color podría ser esta inquietud? ¿Es igual cuando inspiro que cuando expiro? Déjales unos minutos (1-5 min) para observar estas sensaciones.
  2. Vamos a entrenar nuestra atención y para ello les irás diciendo en qué lugares del cuerpo deben dirigir su atención y tratar de sostenerla. Pueden imaginar que su atención es una lupa que recorre su cuerpo como si fuera un mapa. 
  3. Vete indicando diferentes focos de atención. Te pongo un ejemplo para niños de primaria:
    1. Lleva tu atención a una inspiración y una espiración
    2. Lleva tu atención a la mano derecha
    3. Lleva tu atención al pie izquierdo
    4. Lleva tu atención al espacio de tu mente
    5. Lleva tu atención a una inspiración y una espiración
    6. Lleva tu atención a la lengua
    7. Lleva tu atención al espacio detrás de tus ojos
    8. Lleva tu atención a la mano derecha
    9. Otra vez al espacio de tu mente
    10. Al sonido de la campana
¡Ponte a prueba!
Lleva la atención a tu respiración durante una inhación y una exhalación
¿Eres capaz de mantener la atención durante todo el recorrido?


Practica: Semillas

Este juego me encanta por su sencillez y su eficacia con los niños de infantil y primaria. Se trata de una práctica donde se fortalece su concentración ordenando semillas.
  1. Comienza realizando un pequeño entrenamiento para dirigir la atención. La práctica anterior es perfecta pero también puedes estar unos minutos escuchando los sonidos de alrededor u observando la respiración. (2-5 min)
  2. Ahora están preparados para ordenar las semillas. Coloca un pequeño puñado de arroces de diferente tipo o colores y pídeles que los clasifiquen poniendo toda su atención en ello. 
  3. Marca el comienzo de la práctica con un sonido de campana y termina con otro. (3-5 min)
  4. Explícales que es tan importante estar concentrados para ordenar como para parar cuando suene la campana que indica el final. Parar también es una práctica! y normalmente la que más nos cuesta!
Variante: Puedes usar en vez de arroces de colores diferentes, legumbres como garvanzos, lentejas, habas... y para aumentar la concentración puedes pedirles que los clasifiquen con los ojos cerrados usando su sentido del tacto. 

Entrena tu mente atenta!

viernes, 12 de mayo de 2017

LA RESPIRACIÓN DEL ESCALADOR



Los niños necesitan que les hablemos de técnicas para controlar su enfado. No basta con decirles que se calmen o que se tranquilicen cuando la ira se apodera de ellos. De echo, tratar de relajarse cuando estás enfadado es muy difícil. La relajación es maravillosa para tomar conciencia de los estados del cuerpo y aprender a identificar una emoción; ahora bien, si el enfado aparece y viene con fuerza, no hay relajación que sea capaz de contener esa energía!!

Es mucho más útil distraer a la mente. Tratar de que no se sumerja en el círculo vicioso que alimenta el enfado. Intentar que los pensamientos (que lo hacen más grande) no se apoderen de nosotros. Esto mismo es lo que hacemos con los bebés o niños muy pequeños. Se arrancan con un llanto descontrolado porque desean ese objeto o hacer tal cosa; y nosotros les decimos que miren el color de esa flor o el tamaño de aquella nube; incluso si hace falta, nos inventamos al elefante volando!! Todo con la intención de despistar a la mente y no dejar que el niño quede atrapado por ella!!

Entendemos que los más pequeños no saben gestionar sus emociones pero cuando cumplen pocos años más, pensamos que ya han adquirido este aprendizaje. La realidad es que no es así por mucho que crezcan tan rápido! Por eso, no debemos abandonarles en esos momentos en los que no saben qué hacer con su enfado, tristeza o su aburrimiento...



Una técnica que les encanta es la respiración del escalador. Está inspirada en la práctica "Montañas" de Paloma Sainz Vara de Rey del libro Mindfulness para niños. Es muy sencilla y a la vez muy eficaz. No necesitas nada especial, ni siquiera estar en una posición concreta con tu cuerpo. Puedes hacerlo sentado, de pie o tumbado. Simplemente tienes que acariciar los dedos de tu mano.

Paso a paso:
  1. Imagínate que tu mano es una cordillera con 5 montañas. Colócala delante de ti con la palma abierta y los dedos apuntando hacia arriba. Obsérvala! Tu mano es preciosa. Mira los detalles (color de tu mano, arrugas, pliegues, huesos...) siente las sensaciones de tu mano (durante 1 min)
  2. Coloca al lado de las montañas el dedo índice de tu otra mano, es un escalador. (Todos los demás dedos están recogidos) Se está preparando para subir las montañas. Observa durante unos segundos el dedo índice levantado apuntando hacia arriba. Siente las sensaciones de ese dedo. Nota su energía preparada para hacer el esfuerzo. Tú le vas a acompañar!
  3. Inspira mientras subes el dedo índice acariciando el dedo meñique de la otra. Acabas de empezar! ya estás en el primer pico! Espira y baja al primer valle.
  4. Vuelve a inspirar y sube la siguiente montaña. Espira y baja al siguiente valle. 
  5. Subes y bajas, subes y bajas mientras tus ojos siguen el recorrido sin perder detalle.  Si estás haciendo la práctica con una emoción desagradable como el enfado, trata de que la inhalación y la exhalación, sean largas y profundas. Tendrá un efecto más calmante para tu mente.
  6. Cuando termines de subir todas las montañas puedes repetir el camino de vuelta. O cerrar los ojos unos segundos y sentir la mano después de ser acariciada.
 

Practica con los niños la respiración del escalador y cuando observes que están experimentando una sensación desagradable, invítales a practicarla! Pero no les obligues, no pasa nada si no les apetece en ese momento. No te preocupes, como dice el maestro zen Thích Nhất Hạnh, la semilla ya está plantada.

viernes, 5 de mayo de 2017

LA VELA


 
Trabajar con elementos naturales es tremendamente poderoso. El agua, la tierra, el aire y el fuego poseen una energía hipnótica que nos calma y nos aquieta. Quizás este efecto provenga de nuestra sabiduría interna capaz de reconocer el poder de estos elementos.

Al observar el fuego podemos darnos cuenta de su belleza y calor pero también de su naturaleza destructiva y creativa a la que debemos respetar. Guardar silencio delante del fuego es un acto de respeto, es una ofrenda a lo natural.


Trāṭaka (en Sánscrito "observar" o "contemplar") es la práctica que consiste en mirar fijamente algún objeto externo. En yoga se utiliza como una forma de desarrollar la concentración, fortalecer los ojos y estimular la energía vital.

La práctica de observar la vela puedes usarla con niños de 3 a 12 años de edad, sólo debes tener cuidado con el fuego y tomar las medidas de seguridad oportunas. Con niños pequeños puedes hacer un gran círculo y colocar la vela en el centro. De esta forma, el fuego quedará lejos de su contacto. Con niños mayores de primaria yo las uso en pequeños grupos para que la concentración sea mayor. Coloco una vela en el centro de una mesa de cuatro niños. De esta forma cada grupo tiene su vela, pero recuerda la importancia de hablarles antes de hacer la práctica del poder del fuego y los compromisos para la realización de la práctica.


Paso a paso:

  1. Comienza el ritual colocando una vela en el centro y encendiéndola una vez que todos guarden silencio.
  2. Pídeles que respiren profundamente y se relajen mientras colocan su cuerpo atento. (Quieto y alerta)
  3. Explícales que el fuego va a ser nuestro objeto de atención y que durante unos segundos vamos a mirarlo fijamente. (30 segundos)
  4. Cuando pase el tiempo (puedes medirlo con un temporizador) toca la campana y pídeles que cierren los ojos y que traten de visualizar la llama de la vela en el centro de sus ojos (30 segundos)
  5. Vuelve a tocar la campana y repite de nuevo la observación con ojos abiertos y cerrados. El tiempo de duración total depende de la frecuencia con la que realizas estas prácticas y las edades de los niños. Puede durar desde 1 min hasta 5 min. En mis clases de primaria, repito la secuencia tres veces haciendo un total de 3 minutos de atención a la vela. Cada grupos es distinto, observa a tus alumnos y recuerda que menos es más!!
  6. Finaliza la práctica con unos segundos de atención a los sonidos con los ojos cerrados. Después podéis compartir juntos la experiencia.
 Practica la atención plena!


viernes, 28 de abril de 2017

VIVIR EL ASOMBRO


Ahora que ya conoces el mindfulness y sabes en qué consiste, seguro que puedes encontrar diferentes propuestas educativas que también te invitan a vivir el presente. Al fin y al cabo, la atención plena es una habilidad que todos poseemos y desarrollamos en muchos momentos del día sin ser conscientes. Para vivir el momento presente no hay que conseguir nada, ni añadir nada; sólo hay que parar, sentir y conectar. 


La primera vez que comprendí la fuerza de estas palabras fue en un libro de Eckart Tolle, Un mundo nuevo ahora. Recuerdo que al leer sus palabras me sorprendí de cómo un mensaje tan sencillo podía tener tanto sentido para mí. 

La mayoría de la gente confunde el Ahora con lo que ocurre en el Ahora, pero son dos cosas distintas. El Ahora es más profundo que lo que ocurre en él. Es el espacio en el que ocurren las cosas. Por tanto, no confundas el contenido de este momento con el Ahora. El Ahora es más profundo que cualquier contenido que surja en él. 

Eckhart Tolle, El silencio Habla

Otra persona realmente inspiradora para enseñarte a educar en el momento presente es Catherine L´Ecuyer. En su libro Educar en el asombro puedes encontrar claves muy sencillas para ofrecer a tus hijos una educación que les haga conectar y comprender el verdadero sentir.


"....El ruido no solo ensordece, sino que también acalla las preguntas que surgen del asombro ante la observación de la realidad. Para aprender, no sólo hace falta revivir informaciones, sino que es necesario consolidarlas, interiorizarlas. Y para ello, es preciso tener espacios de silencio...."


Te sugiero este libro por su sencillez, su claridad. Es de esas lecturas que te remueven por dentro porque describen claves y soluciones para los problemas de cada día. Y además, terminas cada capítulo con muchas ganas de comentarlo con alguien porque justamente dice aquello que tú estabas pensando y no sabías explicar bien.

Esta joya educativa te explica qué es el asombro y cómo educar en él. Profundiza en temas como las consecuencias de la sobreestimulación, cómo establecer y hacer respetar los límites, la reducción de la infancia o claves para entender nuestra papel en la vida de los niños.

 "Desde nuestro punto de vista, los niños son lentos. Lentos como caracoles, lentos en vestirse, lentos en comer, lentos en comprender... pero ¿Lentos comparados con qué? Vemos a los niños lentos porque comparamos su ritmo con el nuestro. Porque tendemos a vivir en el "después", nos pasamos toda la vida corriendo hacia una meta sin saber muy bien adónde vamos realmente... mientras ellos viven y disfrutan el momento presente"  
Catherine L´Ecuyer


L´Ecuyer es canadiense afincada en Barcelona y madre de 4 hijos. Su pasión por este tema la llevó a convertir su tesis en una nueva hipótesis del aprendizaje. Su blog, apegoasombro.blogspot.es lleva mas de medio millón de visitas y cómo es natural, es defensora del juego libre en la infancia. Considera fundamental dejar tiempos no estructurados en las jornadas de los niños precisamente porque el aprendizaje no se origina desde fuera hacia dentro, sino precisamente al revés; desde dentro del niño, desde su más puro instinto.

L´Ecuyer participó en el documental Imagine Elephants centrado en la importancia del juego espontáneo. En este post, te hablé sobre ello. En el vídeo puedes escuchar la entrevista completa que le hicieron para la realización del documental


Uno de los capítulos que más me ha fascinado es ¿Tenerlo todo? Establecer y hacer respetar los límites.

Te dejo con un pedacito. Puede ser una buena compra para regalarse en la Semana del Libro!!

" ...Es cada vez más normal ver a niños en la calle que piden a gritos que les pongan límites. Niños a quienes nunca se les ha dicho que no, hasta el final... sin ceder. Son niños que conocen bien las reglas y se manejan bien con ellas para conseguir lo que quieren. Niños que pegan, que gritan, que rompen todo, que corren sin mirar hacia delante, que escogen ellos mismos la ropa en las tiendas y en los armarios, que siempre se quejan de lo que les cae en el plato, que se tragan entera la bolsa de ganchitos en treinta segundos, que abren los regalos de cumpleaños con aburrimiento, que responden mal a los adultos, que no miran a los ojos, y si lo hacen es con una mirada desafiante. Y sin consecuencias. Bajo la mirada pasiva de padres que han abdicado.
Y todo esto, ¿cómo se reconduce? ... Con más asombro... con menos móviles y más tiempo en familia, menos juegos de consola y más bicicleta, menos recompensas materiales y más abrazos, menos televisión y más naturaleza, menos ruido y más silencio..."

Catherine L´Ecuyer

viernes, 21 de abril de 2017

LA ESPIRAL DE LOS SUEÑOS


Necesitamos soñar, creer que cualquier cosa es posible! Necesitamos ilusionarnos con metas y objetivos posibles de alcanzar! Necesitamos conocer nuestro camino y pasearlo con esfuerzo y constancia!

A veces encontramos a niños, sobretodo adolescentes, que no saben lo que les mueve por dentro. Les preguntas que les gustaría ser de mayores y desanimados, no saben qué contestar. Han perdido el contacto con sus sueños y no son capaces de encontrar el camino de vuelta para volver a ilusionarse y darle sentido a su esfuerzo de cada día.

Es fundamental iluminar el camino para soñar. Enseñarles, como faros en mitad del mar, la luz que hay en su interior. La fuerza que les hará superar cualquier obstáculo e intentarlo una y mil veces.


Algunos niños tienen muy claro lo que quieren conseguir, cual es su meta. Otros, por el contrario, titubean y no son capaces de decirte algo claro y responden con indecisión. Si trabajas con niños, sería maravilloso que les mostraras una ruta para soñar. 

Nuestra ruta para soñar: 

  1. Mis habilidades y fortalezas: para que un sueño sea más real debe encontrarse dentro de mis posibilidades. El primer paso para soñar es conocer aquellas cosas que se me dan bien, cuales son mis talentos. Para ello, puedes pedirles en una asamblea que expliquen que cualidades ven en sus compañeros. Y así, cada niño recibe información de qué cualidades ven los otros en él. Es curioso, pero en la mayoría de los casos, aunque lo saben y lo sienten muy a dentro, no lo reconocen si los demás no lo hacen visible. ¿Qué me hace brillar?
  2. Un sueño real: los niños asocian soñar con lo que les sucede cuando duermen por las noches. Creen que es algo inalcanzable, experimentado en otro mundo en el que ellos no pueden participar. Es bueno hablarles de los sueños del mundo real. Los sueños que se cumplen como resultado de nuestros actos. Y si podemos soñar despiertos.... ¿Cual es mi sueño? 
  3. Los sueños del corazón: A veces los sueños sólo duran unos días y otras puede que en realidad, no sea mi sueño, sino el sueño de otra persona. Es importante saber, que los verdaderos sueños se sienten en el corazón y se escuchan en nuestros pensamientos. ¿Qué sueño escucho desde hace tiempo?  ¿Soy el protagonista de mi sueño?
  4. Un sueño a medida: Si realmente sientes un sueño en el corazón, que nada te impida poder alcanzarlo; pero si además, para llegar a él, tus fortalezas puedan ayudarte, más que mejor!! Dejarse llevar por un sueño adaptado a tus posibilidades es un acierto! Tendrás más posibilidades de alcanzar el éxito. ¿Cómo me pueden ayudar mis fortalezas a alcanzar el sueño?
  5. Personas que dan alas: Para alcanzar cualquier sueño debes recorrer un camino. Aprender, aprovechar cualquier oportunidad para acercarte un poco a más a él. Una manera eficaz es pedir ayuda a las personas que te rodean y pueden enseñarte algo sobre ese sueño. Quizás no es exactamente eso, pero te acerca un poco más a él. Puede que tu sueño sea viajar por todo el mundo pero puedes ir entrenando con esa persona que te lleva a dar largos paseos y te da trucos de supervivencia. ¿Qué personas cerca de tí te pueden ayudar a alcanzar tu sueño?
  6. Los obstáculos: Debes saber que en cualquier camino te encontrarás dificultades. Lo bueno es que superarlas, seguro que te hará más fuerte!! ¿Qué obstáculos te puedes encontrar en el camino? 
  7. Me comprometo: Una vez recorrido este camino, es el momento de verbalizar en alto, qué estamos dispuestos a hacer para alcanzar el sueño. Para ello, en asamblea, libremente, cada niño se levanta y explica cual es su sueño y qué está dispuesto a hacer para alcanzarlo. ¿Qué estoy dipuesto a hacer? ¿A qué estoy dispuesto a renunciar?
 

Ritual: 

Los rituales agilizan los sueños, los hacen volar más alto y los envuelven de magia. Para terminar esta ruta, realizamos nuestra propia espiral de los sueños. Construimos una espiral y en el centro colocamos una vela, flores y hojas con palabras alentadoras que nos animan a seguir el camino iniciado.

Para recorrer esta espiral primero nos sentamos todos en círculo descalzos y encendemos la vela del centro. Durante unos minutos, cerramos los ojos y respiramos con la mano en el corazón, conectando con nuestro sueño a través de su latido. LLevamos la atención a la sensación del cuerpo: movimiento de la respiración en el pecho, calor del cuerpo, energia vital... Después de unos minutos, escuchamos el sonido del cuenco y empezamos el ritual. El niño sentado a mi derecha comienza a recorrer la espiral desde fuera hacia dentro. Despacio, sintiendo los pasos, se imagina alcanzando el sueño. Cuando llega al centro, recoge una hoja, sale de la espiral y se vuelve a sentar. Un niño sentado en el círculo toca la campana justo en ese momento y se la pasa al compañero de al lado. Y así, sucesivamente van entrando todos los niños en la espiral, mientras el resto observamos su camino y escuchamos embriagados el sonido de las campanas. En silencio. Un silencio respetuoso y emotivo.

Si quieres desarrollar tu propia ruta, un libro que puede ayudarte es Manual para soñar de Palabras Aladas. Una delicia que te aportará grandes ideas con orientaciones y casos reales.


Una actividad maravillosa para trabajar los sueños es la visualización del Árbol de los deseos basada en una actividad de Eline Snell. Aquí te lo conté. Tanto si eres profe, mamá o papá; te recomiendo que uses esta historia para favorecer la fluidez de los sueños. Sentado o estirado en el suelo, pide al niño que cierre los ojos y simplemente imagine. (Haz click la imagen)

http://aescoladossentimentos.blogspot.com.es/2016/12/el-arbol-de-los-deseos.html


Entrénate para soñar!!
Es el antídoto a una vida a la deriva...

viernes, 7 de abril de 2017

MINDFULNESS EN MOVIMIENTO


Una de las prácticas formales de la atención plena es la caminata meditativa. , consiste en caminar!! Así de sencillo!! Quizás habías pensado que sólo podías prácticar mindfulness quieto y en posición de loto (Sentado en el suelo con las piernas cruzadas) pero en realidad, la atención plena también se puede desarrollar en movimiento.

Algunas personas necesitan moverse para concentrarse. Para ellos es esta práctica. Es necesario enseñarles a los niños propuestas variadas para que cada uno elija cual es su meditación favorita. Podrás comprobar que algunos se sienten más cómodos sentados en una silla llevándo su atención a los sonidos o a la respiración. Otros prefieren tumbarse y realizar un escáner corporal haciendo un recorrido por las partes de su cuerpo. Hay un grupo de niños que conectarán con la meditación de pie y algo les llevará a moverse y mantener su atención durante más tiempo.

La práctica de la caminata meditativa consiste en mantener la atención en un foco mientras caminas. 
  • Puedes llevar la atención a la sensación del cuerpo mientras se mueve: el peso del cuerpo en una pierna y luego la otra, la planta de los pies en contacto con el suelo, los brazos moviéndose siguiendo el ritmo del cuerpo... 
  • Pero también puedes llevar la atención a acciones mentales como contar los pasos uno tras otro o contar los pasos hasta diez y volver a empezar. 

En cualquiera de los dos casos, cuando te das cuenta que tu mente está divagando y se ha ido a los pensamientos, vuelves una y otra vez al cuerpo o al conteo.


Tradicionalmente esta práctica se realiza con pasos muy lentos para poder llevar la atención a sensaciones muy sutiles pero con los niños puedes practicarlo con un ritmo normal. No hace falta que caminen como astronautas en el espacio!! Estarán más concentrados si no tienen que caminar de una manera especial. Colócate tú al principio para ser la guía y mantén un ritmo lento pero natural.


Cuando realizo esta práctica con los niños, les pido 3 compromisos:
  1. Caminar en silencio
  2. No caminar muy juntos respetando un espacio personal
  3. No mirarse a los ojos (truco para evitar la necesidad de comunicarse y favorecer el silencio y la concentración)

Nuestra práctica suele durar unos 10 minutos aproximadamente. Nos preparamos durante unos segundos en la silla de clase, salimos en silencio y hacemos un recorrido por la escuela contando los pasos. Yo camino con un cuenco tibetano (podrías usar una campana u otro instrumento con vibración) y en algunos momentos de la caminata lo hago sonar. Entonces todos paramos, cerramos los ojos y escuchamos el sonido hasta que desaparece. Luego volvemos a comenzar de nuevo la caminata y el conteo de pasos.


Compartir experiencias es agradable y muy enriquecedor; pero compartir silencio es algo mucho más profundo!!

Pruébalo!

viernes, 31 de marzo de 2017

RETO MINDFULL


Para practicar la atención plena con niños tienes que desarrollar altas dosis de imaginación y proponer ideas nuevas para mantener el interés y el entusiasmo.

Los retos mindful son perfectos para que las prácticas viajen más allá del aula y se integren en la vida cotidiana de los niños. En nuestra clase tenemos una pizarra en la que cada semana anotamos un reto mindfull o un reto para mejorar nuestra atención consciente. 



Cada lunes aparece una nueva propuesta en la pizarra. Los niños la reciben con mucha curiosidad e interés. Parecen tener muchas ganas de irse y probar!! A lo largo de la semana, la pizarra nos recuerda el reto y en algunos momentos, aprovecho para preguntar en alto que tal lo llevan y contar alguna experiencia personal. Este vínculo de sinceridad y compromiso, revive el entusiasmo por el reto. 



El viernes todos juntos hablamos de nuestras experiencias y quien quiere, sin compromiso ni obligación, comparte con todos su experiencia. ¿Qué descubrimos al vivir con atención plena?

Algunos de los retos que se han propuesto son:
  • Comer con atención plena: Oler el alimento antes de comerlo, cerrar los ojos y notar la saliva en la boca. Comer despacio y masticar muchas veces. Identificar la comida sin haberla visto antes...
  • Lavar los dientes: Realizar todo el proceso despacio y con atención plena. Coger el cepillo, notar su peso. Echarle pasta de dientes, fijarse en la textura, color, cantidad. Cepillarse lentamente sintiendo todos los dientes, la lengua, el sabor de la pasta. Beber agua y sentir el frescor. Enjuagarse exhalando. Sentir esos segundos sin aire. Limpiar el cepillo y observarlo con detenimiento. 
  • Escucha atenta: Tratar de escuchar sonidos en ambientes muy ruidosos. Por ejemplo, escuchar con atención en el comedor del colegio, en un centro comercial o en un transporte público. Cualquier lugar es bueno para desarrollar nuestro super-oído!!
  • Mi emoción consciente: Practicar la atención plena puede ayudarte a controlar un enfado pero también puede hacerte consciente de un momento alegre y con ello, vivirlo más intensamente. Con este reto, al menos una vez al día, respiramos profundamente, reconocemos la emoción que hay en ese momento y la repetimos mentalmente dos veces. Ej; Inhalo!! (Feliz-feliz)
  • Quitarte los zapatos: Los pies sufren mucho a lo largo del día y son realmente importantes para nosostros ya que nos desplazan de un lugar a otro sin descanso. Sin duda, se merecen una pequeña atención y cariño por nuestra parte. Este reto consiste en sentir los pies unos segundos antes de quitarse los zapatos. Descalzarse con atención, siendo consciente de cada movimiento y notar el pie, una vez liberado. Sentir el peso, el volumen, la humedad, el contacto con el calcetín...
  • Ducha consciente: Mientras te duches, sólo haz eso. LLeva tu atención a todo el cuerpo y disfruta de la agradable sensación del agua caliente en tu cuerpo, los músculos aflojándose, el olor del jabón... 
  • Abrazo atento: ¿Abrazamos con el corazón o es un acto social que realizamos por educación? Con este reto animamos a los niños a abrazar sintiendo el cuerpo del otro. Dedicando unos segundos al abrazo y tratando de notar como se siente el otro a través de tu cuerpo. Un abrazo atento al día nos puede dar mucha mas información que un día entero escuchando!!
Reto mindfull, únete al movimiento!

viernes, 24 de marzo de 2017

HEARTFULNESS, CORAZÓN ATENTO


Cuando practicamos mindfulness tratamos de desarrollar un proceso de observación interior (sin juicios) que nos ayuda a conocer lo que sentimos a nivel interno. Por tanto, mindfulness es una poderosa herramienta de autoconocimiento que beneficia a uno mismo y a todas las personas que nos rodean. 

A través de este proceso de exploración y descubrimiento, nos hacemos responsables de nuestros actos y pensamientos. Somos capaces de entender que nuestras acciones provienen de un impulso capaz de observarse y controlarse. Al practicar mindfulness te haces consciente del gran poder de elección que tienes cuando observas con detenimiento. Comienzas, poco a poco,  a reaccionar de forma más libre e intencionada y descubres que en el amor, hay mucho más espacio y conocimiento.


En la práctica de la atención plena, entrenamos la mente para mantener la atención en un foco. Por tanto, es cierto que aprendemos técnicas de entrenamiento mental para fortalecer el cerebro entrenándolo como si fuera un músculo. Pero creer que mindfulness es simplemente eso; un entrenamiento para conseguir mejores resultados en el rendimiento de nuestro cerebro, es una manera muy limitada de comprender esta práctica.  


Cuando practicamos mindfulness mejoramos nuestra capacidad de sentir, nuestra observación interior y la intuición para captar las necesidades de los otros. Con el silencio mental desarrollamos cualidades de introspección que desarrollan nuestra sensibilidad y nos ayudan a tener mejores relaciones humanas y sentirnos más estables emocinalmente.

Sí, practicar mindfulness te ayuda a sentirte más calmado y evitar el estrés pero sobre todo, te ayuda a conectar, a ser, a sentir... con todo tu espacio infinito.


Hemos hablado de diferentes prácticas donde la atención se podía llevar a la respiración, a las sensaciones del cuerpo, a los sonidos de nuestro interior o exterior... Todas estas herramientas son como anclas para nuestro barco a la deriva (mente-pensamientos)

Cuando llevamos nuestra atención a un ancla nos sentimos seguros y no nos dejamos arrastrar por la corriente (de pensamientos)


El corazón es otra de nuestras anclas favoritas. La práctica de mindfulness llevando la atención al corazón es muy sencilla y fácil de realizar con los niños. Se trata de tomar contacto con tu capacidad para amar y mantener la atención en esa energía suave, agradable y luminosa que te arropa con dulcura.


Práctica: Heartfulness, Corazón atento

Paso a paso: 

  1. Cuerpo atento: Coloca tu cuerpo atento (relajado pero alerta) con los ojos cerrados o ligeramente abiertos, en cualquiera de estas posiciones: de pie, sentado o tumbado. Si tienes espacio, la postura original para esta práctica es tumbado pero también lo pueden practicar sentados en los pupitres.
  2. Sonrisa: Después de unos instantes respirando y calmando su interior, enséñales "El poder de la sonrisa". Invítandoles a dibujar una suave sonrisa en su cara y notar los efectos que se producen en su cuerpo.
  3. El latido: Después de unos segundos, pídeles que lleven una mano al corazón y que sientan su latido o la repiración fluyendo en su interior. "Ahí reside todo su amor!"
  4. Persona amada: Ahora pídeles que imaginen a una persona o ser vivo querido que hayan visto esta semana. Explícales que esta persona está feliz, llena de vida y les sonríe.
  5. Amor a uno mismo: Pídeles que imaginen como su amor llega a su cuerpo. Su amor es luminoso y cálido como el sol. Les llena de luz desde la cabeza hasta los pies. (Puedes recorrer todas las partes del cuerpo para que se las imaginen llenas de luz brillante)
  6. Repite mentalmente: invítales a repetir mentalmente frases de amor y bondad mientras mantienen su atención. Yo uso estas pero tú puedes decir y proponer las que más te gusten. Incluso puedes inventar unas con ellos!!
 Que yo esté bien bien, 
que yo esté feliz,
 que esté libre de la rabia o la tristeza, 
que no tenga miedo.
...


La práctica de amor-bondad consiste en enviar pensamientos afectuosos hacia nosotros mismos y los demás con la intención de entrenar el cerebro para que lo haga de una forma rápida y fácil. ¡¡Cuánto más a menudo pensamos y realizamos una acción, más redes neuronales creamos para que vuelva a repetirse!!

 Tradicionalmente se dirige primero a uno mismo, después a alguien que nos resulte indiferente, después a personas con las experimentemos alguna dificultad y finalmente, al mundo entero.

viernes, 17 de marzo de 2017

MASAJES PARA PREVENIR CONFLICTOS



El masaje infantil es una técnica de tradición antigua, usada en muchas culturas  y que ha sido rescatada en el mundo occidental. Sus bases se encuentran en la tradición hindú, el método sueco, la reflexología y la bioenergética de Eva Reich. Se trata de ayudar al cuerpo mediante el tacto a que éste se relaje y se beneficie psicológica y físicamente en todo su organismo.

Con el masaje, estamos fomentando la comunicación corporal, algo que los niños logran mucho antes que la comunicación verbal. La calidad de este diálogo, desde el minuto del nacimiento, es fundamental para que el ser humano forme una personalidad sana y pueda ser feliz.


Los masajes son excelentes herramientas para el desarrollo de la empatía. Supone compartir los sentimientos de otra persona, comprendiéndolos y acompañándolos. La empatía establece los cimientos para el amor, la compasión, la cooperación y el respeto ayudando a prevenir la violencia y la destructividad. 

"No te atrevas a hablar de alguien hasta que hayas andado mil millas en sus mocasines..." 
Probervio Indio

En muchas escuelas inglesas, los masajes por parejas (Peer massage) se están integrando en la vida de las aulas para reducir las agresiones y el acoso escolar.

Thea Blair y la cineasta Amanda Bontecou viajaron hasta Inglaterra para documentar esta práctica y comprobar si realmente el masaje en la escuela calma, centra y desarrolla la amabilidad en los estudiantes. Visitaron 10 escuelas en Inglaterra (de cerca del centenar de colegios en los que se practican masaje) con el fin de hacer un documental sobre esta actividad tan beneficiosa en el aula. (Activa los subtítulos)




Beneficios. Los masajes entre compañeros producen relajación y bienestar corporal, pero más allá de estos beneficios, estas prácticas ayudan a:

  • Disminuir la agresividad. Los alumnos aprender a valorarse y a quererse. Crean vínculos afectivos que aportan herramientas para enfrentar pacíficamente la resolución de conflictos.
  • Trabajar por parejas. A conectar y desestresarse. Se producen conexiones significativas que estimulan la oxitocina. Regulan su sistema nervioso y aprenden a identificar estados de estrés. Crean relaciones sociales íntimas basadas en la confianza  y la generosidad.
  • Mejorar sus habilidades sociales. Crean relaciones basadas en el respeto y en la habilidad de sentirse feliz, ofreciendo y relajado, recibiendo.

Cuando los niños/as se masajean aprenden a reconocer su cuerpo y a valorar las sensaciones de relajación y calma pero además, la práctica de masajes restaura alguna amistad herida y ayuda a crear vínculos emocionales más fuertes. 

¡Necesitamos cuidarnos, querernos y respetarnos confiando en el otro!
¡Necesitamos contacto afectivo e las aulas! 

    viernes, 10 de marzo de 2017

    SUELTA LAS PREOCUPACIONES

    Los niños sienten a menudo preocupaciones. Estas nacen cuando deseamos que las cosas sean distintas a lo que son. Esa necesidad o deseo produce en los niños un rumiar de pensamientos que no pueden dejar de escuchar. 

    El mindfulness nos ayuda a conocer el mundo de los pensamientos; nos enseña a no hacerles caso a todos. Con la práctica de atención plena poco a poco vamos descubriendo que no somos lo que pensamos y aprendemos a desconectarnos voluntariamente de ese divagar de pensamientos repetitivos.



    Todos nos preocupamos en algún momento, es normal. Algunas preocupaciones no son importantes pero otras merecen ser atencidas, escuchadas. A veces simplemente nos quedamos atrapados en el miedo y no somos capaces de analizar qué nos preocupa realmente. Cuando sientas que una preocupación debe ser atendida puedes hacer una lista anotando qué pensamientos tienes y con qué frecuencia aparecen. Esta información puede ayudarte a comprender tus procesos mentales y tomar decisiones. Con los niños también funciona. Ayúdale tú a hacer la lista y buscar soluciones juntos para esa preocupación.


    La mayoría de nuestras preocupaciones simplemente son hábitos de nuestra mente inquieta y se pueden parar fácilmente. Pincha en esta imagen para acceder a una web que puede ayudarte a soltar las preocupaciones y dejarlas ir como nubes en el cielo. 

    http://www.pixelthoughts.co/

    La web está acompañada de una música ambiental perfecta para soltar y relajarse. La interacción comienza con una estrella en la que puedes escribir alguna de tus preocupaciones. (En la imagen puedes ver un ejemplo)


    El viaje. Una vez que la envías, comienza su viaje espacial alejándose poco a poco de nuestra perspectiva incial. Mientras se va haciendo más y más pequeña, van apareciendo frases (en inglés) que te ayudarán a reflexionar sobre el tamaño tan insignificante que tenemos dentro de nuestro gran sistema solar. 

     
    Efectos. Tomar conciencia de nuestra imparmanencia produce una liberación y desasosiego con efectos imnóticos y curativos para los niños. 

    ¡¡Pruébala en tu aula cuando el grupo o algún niño necesite soltar preocupaciones!!