viernes, 15 de enero de 2016

LA BOTELLA DE LA CALMA

Hace tiempo, leí en la web de Yaiyoga los beneficios de la botella de la calma. Más tarde, cuando acudí al curso intensivo de Técnicas de Yoga y Relajación para el Aula, realicé una botella y supe que esta herramienta sería muy valiosa y útil para los niños/as. Quedó pendiente en la mi lista de actividades especiales y cuando la puse en práctica con los niñ@s, pude comprobar el efecto anestésico de esta herramienta.

La botella de la calma se puede utilizar para gestionar las emociones y para trabajar la atención y la concentración. Así que como te puedes imaginar, es una herramienta muy poderosa.

HERRAMIENTA EMOCIONAL 

Por una lado, es perfecta para calmarse después de un día ajetreado o de una experiencia desagradable que despierta nuestro enfado o nuestra ira. A veces, es sólo la sensación de estar nervioso la que nos alerta de que necesitamos calma. Los niñ@s comprenden perfectamente que al igual que la botella se agita y se calma, las personas podemos hacer lo mismo. 

Con la botella de la calma el niñ@ es capaz de comprender esta idea rápidamente. La botella tiene copos de purpurina que al agitarlos se mueven muy rápido (como nuestros pensamientos y emociones cuando estamos nerviosos, enfadados o asustados), y al dejar la botella quieta los copos empiezan a moverse cada vez más despacio hasta quedarse quietos en el fondo.Yaiyoga les pregunta: ¿A vosotros nos os pasa que alguna vez perdéis el control y os vienen muchos pensamientos a la mente, la respiración se acelera, necesitaís moveros rápido e incluso gritar? (Podemos ayudarles a recordar qué situaciones les hacen sentirse así cómo cuando se enfadan porque no consiguen lo que quieren, cuando tiene que ir la médico o algún sitio nuevo que les da miedo...)

Con la botella de la calma podemos mejorar nuestro AUTOCONTROL, porque al igual que la botella se calma cuando la dejamos quieta, a las emociones y los pensamientos les pasa lo mismo. 


HERRAMIENTA DE MINDFULNESS

Por otro lado, es una herramienta perfecta de meditación porque nos sirve para mejorar la atención y la concentración. Es curioso observar cómo desde que planteas la actividad, a pesar de la emoción y el nerviosisimo habitual de lo nuevo y especial, son perfectamente capaces de aguantar el tiempo necesario para ver cómo la botella se calma. Por ello, además de usarla cuando necesiten calmarse, podemos cogerla para  trabajar nuestra mente atenta y observadora que les ayudará en muchos momentos de sus vidas. 


Cómo usarla: 

Agitamos la botella y la apoyamos en el suelo, observando muy atentamente como la purpurina poco a poco se mueve hasta que se quede totalmente en el fondo. En este momento, te das cuenta que estas calmado o atento, porque simplemente has parado.
 
COMO CREAR LA BOTELLA DE LA CALMA
Botella de calma en proceso con agua tibia y cola con purpurina.



MATERIALES

  • Una botella de plástico reciclada (lisa para que se vea mejor)
  • Purpurina de varios colores
  • Pegamento transparente o aceite para niños. Puedes usar pegamento con purpurina.
  • Colorante alimentario (opcional).
  • Agua (si puede ser tibia mejor).
Resumen sobre cómo hacer la Botella de la Calma




Se llena la botella con agua tibia (También se puede hacer con agua fría sólo que tardará más tiempo en disolverse y mezclarse todos los elementos). Insertamos la purpurina. Si se quiere le añadimos unas gotas de colorante para teñir un poco el agua del mismo color que el de la purpurina.

Se le añade pegamento transparente o con purpurina (en cantidad aproximada a como se ve en la fotografía de debajo del título "Como crear la botella de la calma" para medio litro de agua). Esto ayuda a que los copos de purpurina caigan con un poco más de facilidad al fondo. A mayores podéis añadirle pompones o algún otro adorno brillante si lo consideráis. Dejad volar vuestra imaginación!!Y Listo!!


 

Ahora sólo tienes que agitar y observar!!
Relájate con la botella de la calma

8 comentarios:

Deja tus comentarios, nos hará mucha ilusión!!