viernes, 25 de noviembre de 2016

EL VUELO DE LOS GANSOS

Un buen equipo

Está demostrado que las personas que comparten un mismo objetivo y tienen sentido de comunidad pueden conseguir sus metas más fácilmente si unen sus esfuerzos y se apoyan mutuamente. ¡Esto parece evidente! ya lo decía D'Artagnan "Uno para todos y todos para uno". Además, en el trabajo en equipo se obtienen mejores resultados si nos turnamos en la realización de las tareas, sobre todo, en las más difíciles. ¡Todos acabamos cansados en algún momento! y por supuesto, sabemos que una palabra de ánimo es muy beneficiosa para el que se desanima. Puede ser más poderosa que cualquier método "super-novedoso". 


Lo sabemos pero tanto a niños como adultos nos es difícil llevar a cabo tareas de forma cooperativa. 


¡¡Es normal!! sobrevivimos a una cultura competitiva que premia al mejor y te reta continuamente a que consigas ese puesto "cueste lo que cueste". Por suerte, esta idea de sociedad está cambiando. Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de incorporar en sus equipos a personas con capacidad para trabajar aunando fuerzas. Saben que no es más últil él que más sabe sino el que mejor comparte sus ideas.

Y aunque nosotros lo estamos aprendiendo ahora; los gansos siempre lo han tenido claro. Descúbrelo leyendo el siguiente texto. Es una herramienta maravillosa para trabajar la conciencia de equipo en el aula. Puedes leerlo en gran grupo o realizar una lectura compartida por equipos.

Si fuéramos como los gansos...


"La ciencia ha descubierto que los gansos vuelan formando una V porque cada pájaro bate sus alas produciendo un movimiento en el aire que ayuda al ganso que va detrás de él. Volando en V la bandada completa aumenta por lo menos un 71% más su poder de vuelo, a diferencia de que si cada pájaro volara solo. (Las personas que comparten una dirección común y tienen sentido de comunidad pueden llegar donde deseen más fácilmente porque van apoyándose mutuamente)
Cada vez que el ganso se sale de la formación y siente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de volar solo y rápidamente regresa a su formación para beneficiarse del poder del compañero que va delante.(Si nosotros tuviesemos la inteligencia de un ganso, nos mantendríamos con aquellos que se dirigen en nuestra misma dirección)
Cuando el ganso que va en cabeza se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso o gansa toma su lugar. (Obtenemos mejores resultados si tomamos turnos para los trabajos más difíciles)
Los gansos que van detrás producen un sonido propio de ellos para estimular a los que van delante para mantener la velocidad. (Una palabra de aliento produce grandes beneficios)
Cuando una gansa o ganso enferma o queda herida, dos de sus compañeras se salen de la formación y la siguen para ayudarla o protegerla. Se quedan con ella hasta que esté nuevamente en condiciones de volar o hasta que muera. Sólo entonces las dos compañeras vuelven a la banda o se unen a otro grupo. (Si tuviésemos la inteligencia de un ganso, nos mantendríamos uno al lado del otro apoyándonos y acompañándonos)"

Dinámica: Cruzar el río
 9 Ideas Clave. Aprendizaje Cooperativo
Pere Pujolás


El objetivo de esta dinámica consiste en tomar decisiones en grupo para resolver un problema y ser consciente de las dificultades que podemos encontrarnos al tener que llegar a acuerdos. Para ello; se hacen dos o varios grupos con los niños y se les plantea el problema: "Tenemos que cruzar a otro lado del río sin mojarnos" Para ello, les damos unas piedras (hojas de periódico) que podrán utilizar para cruzar el río pero no será tan fácil ya que no habrá piedras para todos los niños ni tampoco suficientes como para llegar al otro lado del río (5 piedras para cada grupo de 8 niños/aproximadamente)

Esta dinámica es realmente inspiradora para ellos. Disfrutan y se ponen muy nervisos lo que resulta muy interesante para la reflexión posterior.

  • Es fácil tomar decisiones en grupo?
  • Somos capaces de pensar cuando estamos nerviosos y hacemos ruido?
  • Hemos tenido en cuenta a todos los miembros del equipo?
  • Planificamos antes de actuar?


Si fuéramos gansos, probablemente no habríamos sentido amenaza alguna porque el otro grupo fuera más adelantado o en mejor posición. Seguramente habrían juntado todas las piedras para hacer una larga hilera que uniría los dos tramos del río. Pero claro, no somos gansos, simplemente somos humanos y cuando nos dividen en dos grupos no podemos evitar querer ser los primeros, ¡¡Incluso aunque no haya ningún premio!!


1 comentario:

  1. me siento tan agradecida que exista este blog, de verdad me encanta. Bendiciones!

    ResponderEliminar

Deja tus comentarios, nos hará mucha ilusión!!